Barreirinha

El complejo de Barreirinha, situado al final del Casco Antiguo de la Ciudad, ofrece buenas instalaciones a sus visitantes y la calidad de sus aguas está certificada por la Bandera Azul. El complejo está vigilado por un socorrista.

Además de una piscina para niños y acceso al mar, Barreirinha posee también vestuarios, casilleros, sombrillas, tumbonas, un bar, un centro médico y aparcamiento.

Con vistas al muelle y situada cerca del Fuerte de São Tiago, es siempre una buena opción para aquellos que deseen darse un chapuzón, sobre todo durante la semana, ya que suele estar masificada los sábados y domingos.