Instalaciones para los Minusválidos

Como ocurre en el resto de Europa, hoy en día es ilegal en Madeira construir un edificio sin que posea los accesos e instalaciones para discapacitados, por lo que verá que todos los nuevos centros y zonas comerciales modernos se han hecho siguiendo esa premisa. Dicho esto, en la isla las instalaciones para discapacitados no son muy comunes.
Por lo general, las calles y calzadas se han construido con pequeños adoquines y piedras que, aunque realzan la belleza del entorno, no son las superficies más prácticas para las personas con discapacidad. Tampoco el Aeropuerto Internacional de Madeira cuenta con muchas de estas instalaciones.

La mayoría de los hoteles pueden alojar sin mayor problema a los discapacitados y casi todos poseen ascensores y rampas. Sin embargo, le aconsejamos que se informe de todos estos detalles antes de reservar su hotel.
El tranvía posee acceso para discapacitados y parará ante cualquier persona en silla de ruedas que desee subirse.
El Puerto Deportivo de Funchal también tiene este tipo de instalaciones, como la rampa cerca del Bar Beer House que da acceso a todos los restaurantes y bares presentes en esta encantadora zona junto al mar.

Un Secreto Escondido: el camino entre el Pico das Pedras y Queimadas, situado en el maravilloso municipio de Santana, ya cuenta con instalaciones para visitantes con discapacidad. Por ello, la belleza más recóndita de los bosques de laurisilva puede apreciarse en un recorrido de 1980 metros ahora también en silla de ruedas y con información facilitada en Braille y SPS (lenguaje para personas con parálisis cerebral).
 
 
 
 

Utilizamos cookies para poder ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.