Lobo Marinho

La conexión marítima entre Madeira y Porto Santo lleva mucho tiempo esperando a que se optimicen sus condiciones: trayectos más rápidos y mejor calidad. Y ese momento ha llegado. La compañía Porto Santo Line posee el monopolio en la conexión y ha invertido (junto con un fondo de la UE y el Gobierno Regional) en un nuevo buque que, según dicen, se asemeja a un crucero en miniatura.

En su viaje inaugural al Puerto de Funchal, numerosos barcos de menores dimensiones y motos acuáticas fueron siguiendo al Lobo Marinho, mientras que cientos de personas salieron a su encuentro en los muelles, queriendo ver cómo se acercaba el nuevo “Orgullo de Madeira”. El barco tiene una capacidad para 1153 pasajeros y realiza el trayecto entre las dos islas en dos horas, una menos que el anterior buque.

 
 
 
 

Utilizamos cookies para poder ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.