Carros de Cesto en Monte

Hay muchas palabras que evocan el pueblo de Monte y “descenso en carro de cesto” es sin duda una de ellas. En su origen era un veloz medio de transporte con el que los habitantes de Monte bajaban a Funchal y se piensa que comenzaron a usarse alrededor de 1850.

Aún se usan hoy en día y atraen a miles de turistas cada año que quieren vivir la emocionante experiencia de descender a toda velocidad por sus estrechas y serpenteantes callejuelas hasta Funchal. Estos carros de dos asientos están hechos de mimbre y van sobre dos planchas a modo de trineo, empujados y maniobrados por dos isleños ataviados con ropas blancas de algodón y sombrero de paja, que usan sus botas de suela de goma como frenos.

El trayecto colina abajo hasta Funchal se realiza en unos 10 minutos, en el que se recorre un total de 2 km y se alcanza una velocidad de 48 km/h. Toda una aventura, pero muy segura, este descenso en carro “a la vieja usanza” hasta Funchal es el contraste más visible con la tecnología del teleférico que sube a Monte.

¡No se lo pierda!

Podrá encontrar los Carros de Cesto de Monte al final de las escaleras que conducen a la Iglesia de Nossa Senhora do Monte (tlf: 291 783 919).

 
 
 
 

Utilizamos cookies para poder ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.