São Vicente

Aunque está considerada como villa costera, São Vicente ha ido creciendo con el tiempo tierra adentro, hacia zonas más protegidas.

Al final del pueblo, junto al mar reposa una gran roca, en la que se construyó la capilla de São Vicente.

El concejo de São Vicente consta de los distritos de S. Vicente, Ponta Delgada y Boaventura. Si viaja por esta zona, podrá ver el patrimonio cultural que dejaron todos los que coadyuvaron a que crecieran estos tres distritos.

La mayoría de las antiguas casas señoriales datan del siglo XVIII, una época de desahogo económico gracias a las fortunas hechas con los vinos. Estas gigantescas casas fueron muy ostentosas y constaban de dos niveles: en la primera planta se encontraba la prensa de vino, los aperos de labranza y el granero. La segunda era la parte noble y se accedía a través de una escalera exterior.