Taxis en Madeira

Los taxis se distinguen por su color amarillo y sus dos franjas azules a los lados. Los que operan dentro de Funchal también tiene la señal TAXI en la parte superior, mientras que los que operan fuera de la capital normalmente funcionan basándose en el kilometraje, sin utilizar taxímetro.

Los taxis poseen unas tarifas oficiales aprobadas por el Gobierno Regional y la Asociación Regional de Taxistas, con precios fijos para rutas predefinidas. Las encontrará en la parte trasera del asiento del conductor o del copiloto. Sin embargo, está permitido regatear.

Puede tomar un taxi casi en cualquier lugar. Solo ha de pararlo en mitad de la calle o dirigirse a la parada de taxis más cercana. Normalmente tendrá que subirse al primer taxi que vea en cola, pero si por alguna razón no se adapta a sus necesidades, puede elegir entre el resto. Imagine que el taxista no habla su idioma. ¿Por qué no puede entonces tomar el que más se adecue a lo que necesita?

Cada taxi puede llevar un máximo de 4 personas y si lleva equipaje extra de más de 30 kilos, el conductor puede cargarle un suplemento extra (con excepción de las sillas de ruedas u otros aparatos de personas discapacitadas), aunque no debe sobrepasar el 50% de la tarifa normal.

El portero de su hotel puede sugerirle un conductor para realizar una visita de un día completo. Algunos conocen al detalle la cultura y las costumbres de la isla, otros son caminantes entusiastas. Muchos han incluso asistido a cursos de guía turístico como conductores y montañeros para satisfacer sus necesidades a la perfección. Más información en Traslados del Aeropuerto aquí.

 
 
 
 

Utilizamos cookies para poder ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.