• Prainha

Praínha está situada cerca de la hermosa Ponta de São Lourenço. Esta pequeña maravilla de arena negra parece llevar la contraria al resto de playas de callaos que se extienden por toda la isla. El paisaje circundante es muy diferente del verdor al que estamos acostumbrados a ver en Madeira, ya que es árido y con tonos ocres, marrones y naranjas.

Los puntos fuertes de esta playa son su arena y los vestuarios, el servicio de restaurante, sombrillas y tumbonas.
¿Los puntos débiles? El acceso (sobre todo de regreso) y la falta de vigilancia.

La playa se llena los fines de semana durante el verano, ya que la gente libra y le encanta ir a la playa a nadar y relajarse bajo el sol. ¿Y quién los va a culpar por ello?

Pin It

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto