• Reis Magos

Aquí tiene n buen ejemplo de cómo una pequeña playa puede convertirse en un gran paraíso. Con las instalaciones básicas, pero sin “lujos”, es un punto de encuentro con la naturaleza.

Situada en Caniço, esta playa posee aguas cristalinas (con calidad digna de Bandera Azul). Los vigilantes velan por la seguridad de los bañistas y cuentan con un puesto de socorro. Entre sus otras instalaciones tendrá zona para practicar deportes, baños para discapacitados, sombrillas, un restaurante y un bar.

Aparcar no supone ningún problema. Hay mucho espacio en el aparcamiento situado por encima de la playa.

Pin It

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto